Hacienda estudia un recargo del 10% a los Morosos

El ministro de Hacienda valora de forma "muy positiva" la propuesta de la Plataforma contra la Morosidad para penalizar a las empresas que paguen tarde.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, valoró ayer de forma "muy positiva" las propuestas para reducir la morosidad comercial que le hizo la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad.

Esta asociación, que aglutina a 1,5 millones de empresas, le puso sobre la mesa varias medidas, entre ellas una fundamental para los intereses de los proveedores: un recargo del 10% en el IVA para las empresas impagadoras.

"Técnicamente, la Administración está muy próxima a poder implementar esta medida", le dijo el ministro de Hacienda a los representantes de la Plataforma, para acto seguido comprometerse a elevar la propuesta a las discusiones gubernamentales.

En la última Cumbre Político-Empresarial sobre Morosidad, Montoro lanzó el guante a las pymes. "Tráiganme una propuesta" para "analizar, valorar y estudiar", dijo. Dos meses después, se ha trasladado por la Plataforma una medidas que se le presentaron ayer .

La propuesta de recargo del IVA, estipula el procedimiento para cambiar el funcionamiento del impuesto y castigar así al incumplidor. En primer lugar, la pyme "emite su factura en el momento de realizar la operación con la repercusión de IVA correspondiente". En segundo, "ingresa en la Agencia Española de Administración Tributaria (AEAT) el importe correspondiente IVA repercutido". Después, una vez transcurrido un mes desde el cumplimiento del plazo de pago establecido por ley sin que el emisor haya cobrado, dispondrá de un plazo máximo de seis meses para notificar este hecho a la AEAT (mediante un modelo de declaración establecido al efecto).

Simultáneamente a la notificación a Hacienda, la pyme que sufre la demora rectificará la factura emitida, anulando la repercusión de IVA y se deducirá el IVA previamente ingresado.

Desde el momento de la recepción de la factura rectificativa, el cliente moroso "pasa a ser deudor de la Hacienda Pública por un importe equivalente al IVA de la operación". El IVA así generado no se podrá liquidar mediante autoliquidación, sino que habrá que esperar a que la AEAT envíe su propia liquidación, "añadiéndole un recargo de un 10%".

De esta forma, se acabaría con el hecho de que las empresas paguen el IVA de una factura que aún no han cobrado, con el consiguiente deterioro de tesorería.

La Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, y todas las asociaciones que la componen dicen "Estar muy esperanzados en que el ministro cumpla. No entenderíamos que no se actuara, porque el 94% de las empresas de España están pidiendo directamente un régimen sancionador para las compañías morosas".

Por otro lado, el ministro de Hacienda se comprometió a estudiar un mecanismo de agregación de información sobre los plazos medios de pago. Se trataría de "un sistema muy simple que permitiría, de manera automatizada, extraer información sobre los plazos incluidos en las memorias de las empresas, obteniendo así información masiva de los mismos en las compañías españolas".

Hacienda trabajará en las medidas durante el mes de mayo y se volverá a reunir con los representantes de las asociaciones en junio, ya con una propuesta en firme.